Beatrix Potter

Beatrix Potter nació en 1866, en Londres, en un ambiente típicamente victoriano: padres adinerados, una mansión rodeada por un inmenso parque y una infancia recluida en casa con una institutriz.

En su niñez tenía poco contacto social y sus padres se dedicaban más a sus obligaciones sociales que a la atención de Betarix, lo que la hizo una niña tímida. Sus vacaciones las pasaban en Escocia, donde se encontró con lo que en su futuro la haría famosa, animales y naturaleza le dieron la libertad e imaginación.

A los 24 años escribió su primer cuento acompañado de ilustraciones que tuvo que autopublicar, en los años siguientes plasmó 20 cuentos más con Frederick Warne & Co. Ltd.

 

A los 47 años se convirtió en granjera, se apasionó por la cría de ovejas y consagró su fortuna a proteger la naturaleza. Fue pionera en el pensamiento ecológico hace ya más de cien años. También fue una avanzada en el merchandising (patentó un muñeco de uno de sus personajes). Beatrix fue una de los primeros en descubrir que los líquenes eran una relación simbiótica entre algas y hongos. Quiso presentar su trabajo en la sociedad científica, pero no se lo permitieron, por ser mujer. En 1997, la Sociedad londinense Linneana le pidió perdón a título póstumo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies", en ningún caso se recopilan datos personales. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar